Oficina central: 913 156 239

Un buen cuidado de la boca

La sonrisa es un elemento crucial, y por ello es importante mantener una buena higiene bucal, con hábitos saludables que contribuyan al mantenimiento de la cavidad bucal.

El esmalte de los dientes tiende a desgastarse y adquirir una coloración amarillenta, debido al consumo de alimentos como vino tinto, té, café y refrescos. No es necesario eliminarlos, pero pueden ser consumidos de manera ocasional. El consumo de tabaco también incrementa la aparición de manchas, sin mencionar que es un hábito nocivo para la salud. El mal aliento generalmente proviene de las bacterias que, después de 24 horas en la boca, forman ácidos que producen un vapor de olor desagradable. También las caries producen ese mal olor. Los odontólogos recomiendan usar una vez al día enjuague bucal porque llega a recovecos donde ni el cepillo ni el hilo dental tienen acceso.

Es importante elegir una pasta correcta: La mayoría de las pastas dentales tienen fluoruro, una combinación química que forma una capa parecida al teflón que evita que las bacterias se adhieran a los dientes. Algunas pastas prometen blanquearlos, pero esos productos tienen algunos ingredientes que erosionan la superficie del esmalte y la pueden deteriorar. También es importante acudir al odontólogo cada seis meses para que haga una limpieza dental profesional.

Buenos hábitos:

  • Cepíllate después de cada comida o como mínimo en la mañana y en la noche, ¡Te ayuda a tener buen aliento!
  • Usa el hilo dental dos o tres veces por semana para quitar residuos y remover la placa.
  • Cambia tu cepillo de dientes mínimo cada tres meses y usa un enjuague bucal preferiblemente libre de alcohol.
  • Utiliza un raspador de lengua para limpiar esta zona, o ayúdate con el cepillo.
  • No olvides que debes visitar a tu odontólogo periódicamente por lo menos dos veces al año, evitarás enfermedades y que se deterioren los dientes.

Malos hábitos:

  • Hacer rechinarlos, aunque es algo a veces involuntario, si lo padeces, debes comentarlo a tu odontólogo de confianza.
  • Evita morder lápices o bolígrafos porque puede quebrarlos y no te comas las uñas porque esto puede producir fisuras irreparables.
  • No abras botellas o rompas elementos con los dientes, no los veas como herramienta.

Fuente: informador.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *