CLÍNICAS DE ODONTOESTOMATOLOGÍA   COMUNIDAD DE MADRID  
Elite Dental
Teléfono: 913 156 239
Email: smunoz@eveama.es
sllana@eveama.es
separa elite dental clinicas tarifas promociones noticias institucional pedircita separa2 separa3
facebook linkedin
titulos titulos2 titulos3
titulos3 NOTICIAS titulos6
titulos7 titulos8 titulos9
 
La salud bucodental de los trabajadores es mejorable
02-12-2012

 

La salud bucodental de la población laboral de España es mejorable, siendo la prevención la principal herramienta que existe para reducir las aún inaceptables tasas elevadas de caries y enfermedades periodontales no tratadas. Esta es una de las principales conclusiones de los resultados del primer estudio epidemiológico de salud bucodental de la población laboral de España, presentado en la Reunión Nacional de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA). A tenor de estos resultados, sus autores subrayan que se deben acentuar «las campañas de educación sanitaria en este colectivo, siendo el correcto control de la placa bacteriana clave para la prevención de las dos enfermedades bucales más prevalentes: caries y enfermedades periodontales».

El informe, realizado por la Sociedad de Prevención de Ibermutuamur, evidencia, señaló Miguel Carasol, coordinador del mismo, que las enfermedades que afectan a las encías son más frecuentes en hombres que en mujeres, en trabajadores con estudios primarios, en personas con menos ingresos, y su incidencia se eleva a medida que aumenta la edad.

El trabajo ha recogido una muestra muestra representativa de la población laboral en España, 5.176 trabajadores de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Asturias, Galicia, Extremadura y Canarias). Y, según Carasol, confirma la existencia de un claro gradiente de patología tanto de caries como de enfermedades periodontales en relación con el sexo, la nacionalidad, el nivel de estudios y los ingresos.

Más caries

Cuando se han comparado los datos de la última encuesta nacional de Salud Oral, realizada en 2010, se ha documentado un incremento de las caries. En cuanto a la prevalencia de caries activas por sexo, trabajo, nacionalidad, estudios e ingresos, en el grupo de 35-44 años tienen más caries sin tratar los hombres, de profesión manual, inmigrantes, con estudios primarios y bajos recursos económicos.

Como principal parámetro de enfermedades periodontales se ha evaluado la pérdida de inserción (que define si existe periodontitis o no). En el presente estudio, el 19% de los sujetos de 35-44 años presentan pérdida de inserción de 4 mm o más, compatible con periodontitis, dato inferior al encontrado en el resto de la población española general (25,7%). Al igual que ocurre para las caries activas sin tratar, los que presentan más pérdida de inserción son los hombres, de profesión manual, inmigrantes, con estudios primarios y bajos recursos económicos.

Según Carasol, el estudio presenta una foto fija de la situación actual de la salud bucodental en una población que, hasta el momento, no había sido analizada tan exhaustiva y extensamente en nuestro país: los trabajadores. el objetivo principal de este ambicioso estudio ha sido definir, por primera vez, el estado actual de la salud bucodental y las necesidades de tratamiento en la población laboral española.

Como objetivos específicos, explicó, se ha pretendido comparar estos resultados con los obtenidos en las Encuestas de Salud Oral realizadas en España y en otros países, así como estudiar la asociación de la salud bucodental con el estilo de vida (tabaco, alcohol, dieta, etc) y, más concretamente, valorar la posible influencia de determinados factores sistémicos de riesgo cardiovascular y otros estados patológicos en el desarrollo de la enfermedad periodontal.

Enfermedad periodontal y cardiovascular

Los datos obtenidos de los reconocimientos médicos laborales realizados permiten concluir que el 15% de los participantes en el estudio son hipertensos, el 55% tienen sobrepeso u obesidad, el 13% tiene el colesterol total elevado y el 50% tienen alterados los lípidos (fracciones del colesterol y triglicéridos), el 11% consume alcohol a diario y el 32% fuma. Como reconoce Carasol, «el análisis de los datos de enfermedades periodontales y su relación con los factores de riesgo cardiovasculares supone una aportación novedosa que permite concluir que la presencia de dichos factores pueden influir en el desarrollo de enfermedades bucales, sobre todo la enfermedad periodontal». Sin embargo, matiza, «estos datos se deben interpretar con cuidado», ya que los diferentes factores de riesgo pueden estar asociados, siendo difícil diferenciar el papel de cada uno en la etiología de las enfermedades periodontales (por ejemplo, la asociación de tabaco, bajo nivel de ingresos, problemas laborales y estrés no es infrecuente actualmente, y todos ellos están relacionados con la periodontitis).

Los resultados, que revelan importantes déficits en salud bucodental en la población trabajadora española, contrastan sin embargo con la generalmente buena percepción que tienen los ciudadanos sobre esta esfera de su salud. Así, más de la mitad de los encuestados tienen una muy buena o buena percepción de su salud oral, y ello a pesar de encontrar una alta prevalencia de patología no tratada (tanto de caries como de enfermedades periodontales). «Una proporción elevada de trabajadores con enfermedades periodontales contestan en las encuestas específicas que perciben su salud bucal como buena o muy buena, lo que muestra una incongruencia y/o un desconocimiento grave entre la percepción de su salud periodontal y la realidad», señaló Carasol.

Este problema se acrecienta por el hecho de que la cuarta parte de los trabajadores que no acudían al dentista hace más de tres años tenían periodontitis. «El miedo a ir al dentista era uno de los motivos más argumentados por estos pacientes», indica Carasol, quién reconoce que «es evidente que queda aún mucho por hacer en el campo de la educación sanitaria, en un área como la odontológica, donde la mayoría de los problemas de salud son relativizados».

Cepillo de dientes

Otros hallazgos del estudios muestran que solo 6 de cada 10 encuestados reconocen cepillarse los dientes más de una vez al día -frecuencia que es considerada idónea para mantener unos niveles de salud oral aceptables-. «Es muy llamativo que aún persista un 10% de la población laboral que reconozca no cepillarse los dientes nunca o casi nunca». El problema con el uso de la seda dental es mucho más grave, ya que, dependiendo de los grupos de edad, solamente usan la seda dental al menos una vez al día entre el 14% y 23% de los trabajadores, lo que se considera absolutamente insuficiente para garantizar una higiene oral correcta.

 

Fuente: abc.es

Las radiografías dentales podrían predecir fracturas óseas futuras
12-11-2012

Predecir el riesgo de fracturas óseas puede ser posible gracias al empleo de radiografías dentales, de acuerdo con un estudio de la Universidad Sahlgrenska (Suecia) publicado en la revista Nature Reviews Endocrinology.

En un estudio previo, los investigadores suecos ya había demostrado que una estructura de huesos dispersos en el hueso trabecular de la mandíbula inferior está relacionada con una mayor probabilidad de haber sufrido previamente fracturas en otras partes del cuerpo.

Ahora, han dado un paso más allá con un nuevo trabajo que demuestra que es posible el uso de radiografías dentales para investigar la estructura ósea de la mandíbula inferior, y así predecir quién está en mayor riesgo de experimentar una fractura en el futuro.

«Hemos visto que la estructura de los huesos dispersos en el maxilar inferior en la mitad de la vida está directamente relacionada con el riesgo de fracturas en otras partes del cuerpo en un futuro», asegura Lauren Lissner.

El estudio comenzó en 1968. Durante 40 años han analizado a 731 mujeres a las que se ha realizado radiografías de su hueso de la mandíbula. El estudio muestra que la estructura ósea de la mandíbula era escasa en casi el 20% de las mujeres con edades entre los 38 y 54 años, cuando se llevó a cabo el primer examen, y que estas mujeres tenían un riesgo significativamente mayor de sufrir fracturas.

El estudio también indica que a mayor edad de la persona, más fuerte será el vínculo entre la estructura de los huesos dispersos en la mandíbula y las fracturas en otras partes del cuerpo. Los investigadores señalan que aunque el estudio se ha realizado en las mujeres, los investigadores creen que el vínculo también es aplicable a los varones.

«Las radiografías dentales contienen gran cantidad de información sobre la estructura ósea», afirma Grethe Jonasson. Gracias al análisis de estas imágenes, los dentistas pueden identificar a las personas que tienen un mayor riesgo de fracturas, mucho antes de la primera fractura».

Fuente: abc.es

 

Cepillado dental infantil
25-09-2012

El diente del niño debe ser limpiado tan pronto como haga su aparición. Ya no sólo por la salud del diente. Además, comenzando temprano, el niño se acostumbra a una higiene bucal apropiada. Un tejido húmedo enrollado alrededor del dedo del padre puede reemplazar al cepillo de dientes hasta que, por lo menos, hayan salido cuatro dientes.

Consejos para un cepillado dental correcto en los niños

  • Lo primero es la elección del cepillo de dientes. Debemos elegir un pequeño cepillo de dientes de cerdas flexibles. Mojándolas en agua caliente las cerdas se ablandarán todavía más.
     
  • Tendremos que cambiar de cepillo de dientes cada tres meses (o incluso antes si está muy gastado)
     
  • Hay que cepillar los dientes de un niño por lo menos dos veces al día, entre las que están la mañana (después del desayuno) y la noche (antes de acostarse). El cepillado debe durar cerca de dos minutos, poniendo especial énfasis sobre los molares, ya que son los dientes más susceptibles de presentar caries.
     
  • El cepillo de dientes no debe ser compartido con otros niños.
     
  • Debemos pasar la seda dental tan pronto como los dos dientes adyacentes aparezcan en la boca.

Generalmente, los niños no tienen la capacidad de cepillarse solos sus propios dientes antes de la edad de 6-7 años. Para entonces, la mejor manera de enseñar el cepillado y el paso de la seda dental es mediante el ejemplo. El ejemplo permitirá al niño observar al padre y aprender métodos de higiene bucales apropiados.

Antes hemos hablado de la elección del cepillo. ¿Y la pasta de dientes? La mayoría de los dentífricos tienen sabores que los niños aprecian, para animarles a cepillarse los dientes. Es importante leer bien la etiqueta ya que existen algunas pastas dentífricas que no están recomendadas para niños de una determinada edad

Cómo cuidar la salud bucal de los hijos
25-09-2012

Como padres responsables, debemos velar por la buena salud bucal de nuestros hijos. Es importante iniciar la higiene dental con la aparición del primer diente, para que ellos adquieran este sano hábito y lo mantengan con el tiempo.

Para cuidar la dentición de tu hijo desde el primer día, toma nota de los siguientes consejos y recuerda que una boca sana es el reflejo de un cuerpo sano.

• Pese a todo intenta mantener la lactancia materna y de ser posible, no utilices leches maternizadas o azucaradas.

• Evita los líquidos azucarados ya que producen caries, las cuales pueden ser tan agresivas que llegan a destruir los dientes delanteros, tornándolos negros hasta las encías.

• Limpia los dientes de tu bebé con el dedo envuelto en una gasa limpia y húmeda, o con un cepillo pequeño y suave que puedes conseguir en farmacias y tiendas especializadas en bebés.

• Cuando tu hijo cumpla su primer año de vida, visita al odontólogo para que le realice una adecuada limpieza dental, y visualice la presencia de caries.

• Evita que tu niño duerma con biberones, pachas o mamaderas.

• Inicia la costumbre de tomar en vaso desde el primer año, para ir abandonando paulatinamente la mamadera o biberón.

• No permitas el uso del chupete o el hábito de chuparse el dedo más allá de los 2 ó 3 años. Consulta con un profesional si el problema persiste.

• En los niños mayores, se recomienda la visita al odontopediatra, quien se encargará de la prevención y tratamiento de la dentición de tu hijo.

• Educa a tu hijo para que se lave los dientes después de cada comida.

• Si tu niño practica deportes, acostúmbralo a usar protectores bucales para prevenir la rotura de los dientes delanteros y muelas. Estos protectores evitan también que los dientes lastimen la lengua, los labios y las mejillas internas y disminuyen la posibilidad de fractura de las mandíbulas.

• Es importante evitar o moderar el consumo de azúcar y golosinas y seguir una alimentación saludable y balanceada que incluya todos los grupos alimenticios.

• Hay que lavar los dientes diariamente y luego de cada comida, y visitar al odontólogo regularmente.

Fuente: salud.com con información de biensimple.com

<< Primera página < Anterior
 
Financia con La Caixa